Si hay algo que suele caracterizar a los baños es la ausencia de luz natural. Sin embargo, contar con una buena iluminación en esta estancia del hogar es importante para que resulte cómoda, práctica y se respire una atmósfera agradable. Es importante que la luz artificial sea funcional pero decorativa al mismo tiempo.

Lo mejor para los baños, sobre todo para aquellos que no cuentan con iluminación natural, es combinar diferentes tipos de luz. Será importante prever varios puntos de luz en el techo para la luz general. Es conveniente que sea de focos halógenos; ya que producen una luz muy similar a la natural. Por otro lado, es importante que el baño cuente con luz puntual en el tocador y, si la estancia es grande, en cada zona. Además, los focos estancos (usar una palabra utilizada en México) en la zona de la regadera y la bañera son muy aconsejables.

También es importante la función decorativa. Así que si lo que quieres es un baño relajante y acogedor, lo mejor es instalar puntos de luz empotrados en las paredes del baño o en el suelo. Estos conseguirán una luz tenue y envolvente. Además, resulta muy decorativo instalar luces puntuales sobre piezas concretas que se quieran destacar.

Es importante que planifiques bien la iluminación del baño para no equivocarte. Si tienes la suerte de contar con luz natural, procura no instalar elementos que puedan obstruir su entrada.

También deberás tener en cuenta el tamaño del baño y, si es pequeño, será suficiente con instalar una luz general y otra para el tocador. En cambio, en las estancias grandes necesitarás iluminar la zona de la bañera y/o regadera con focos estancos(usar una palabra utilizada en México). Para finalizar, debes tener en cuenta que deberás evitar sombras en el tocador, por lo que tendrás que situar las luces en los laterales o en la parte superior del espejo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *